Gorgas de San Julian - España

Gorgas de San Julian

El último circuito del verano del bus turístico de Huesca hacía la ruta de las gorgas de san Julián y el salto del roldan. Esta ruta es la más dura de todas, desde las nueve de la mañana hasta la una y media nos la pasamos caminando. Éramos poquitos y nos llevamos bien entre el grupo: una madre y su hija de las palmas de gran canaria, una mujer de Huesca, otra de Zaragoza, una pareja con sus dos hijas de 3 y 5 años, y un apareja de estudiantes polacos que no sabían nada de español. La guía les aviso que sabia francés pero no inglés, y me temo que mi ingles no sirvió de mucho dado que durante el paseo la guía fue explicándonos cosas como identificar por los excrementos del camino que animales había pasado por ahí, descubrir los tipos de plantas, nidos de avispas y demás temas de flora y fauna, y si una no sabe el nombre de las plantas en español como para saberlo en inglés. Las gorgas están cerca de la salida de Huesca, pasando por el golf de Guara que estaba a rebosar de gente el domingo. Una vez llegado al final de la urbanización tomamos el camino hacia las gorgas de San Julián. Lo cierto es que las niñas pequeñas fueron mejores subiendo la montaña que muchos de nosotros. El camino es tranquilo pero sin ningún lugar donde ocultarse del sol hasta que pasamos cerca de una granja de colmenas de abejas donde un cartel nos avisa del peligro de entrar ahí y otro nos marca belén montañero, la guía nos explico que las abejas están en peligro de extinción este año y que estaba prohibidísimo matarlas. Seguimos el camino hacia la gorga, y la vegetación empieza a ser más abundante, el camino más estrecho, y las zarzas más habituales cuanto más caminábamos entre las rocas. Al menos ya estábamos a la sombra entre pared y pared. Las niñas, como eran pequeñitas, allí donde el camino era estrecho y estaba lleno de zarzas ellas pasaban sin problemas mientras que nosotros teníamos que ir apartando las ramas con cuidado de no pincharnos. La guía iba explicando las plantas que aparecían y el resto íbamos cogiendo moras silvestres, la mujer de las Palmas se puso las botas de comer moras,y lo cierto es que estaban muy ricas. El camino es fácil pero se vuelve estrecho y más complicado a medida que va subiendo, cuando entramos entre las paredes de la montaña y tomamos la bifurcación hacia las gorgas. La otra bifurcación va a hacia la ermita, camino que tomaríamos luego. Continuando por la senda, la cual se vuelve cada vez más estrecha, empinada y envuelta entre vegetación, alguna protegida en Aragón y otra como las moras más que tocable, ya hay que salvar varios resaltes y las niñas demostraron ser las mejores senderistas, y así alcanzamos la entrada a las Gorgas que se abre de la frondosa vegetación a un amplio patio de piedras. Una vez en el interior de la Gorga aparece ante nosotros una gran cámara donde se ubica el pequeño belén de guara, que es un belén montañero ubicado en el interior de la Gorga con muchos juguetes que dejan los niños del lugar, y donde para navidad se hacían misas, ahora la guía no sabía si se hacían dado que depende del cura. O que si cuesta imaginar subiendo ahí en invierno, con nieve y hielo en el camino. Porque si subir y sobretodo bajar no es fácil en verano, en invierno mucho menos. La gorga resulta impresionante. Nos adentraremos en la cavidad iluminada únicamente por una estrecha grieta superior que apenas deja pasar los rayos de luz del sol para descubrir unos pocos metros más adelante un pequeño rio de agua que impide remontar el barranco más adentro. Acercándose se ve el agua dentro de la roca, una vista poco habitual, y mirando hacia arriba se pueden ver cuerdas y remaches por donde van los barranquistas.

Visita: Septiembre 2011

Mis imagenes: aqui

Informacion para viajar: aqui

Comentarios

Entradas populares de este blog

Jerusalen - Israel

Subir al Waynapichu - Peru

Esqui de fondo en Inari - Finlandia