Mostrando entradas con la etiqueta -Subidas-. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta -Subidas-. Mostrar todas las entradas

martes, noviembre 29, 2016

Subir al Preikestolen - Noruega

Una de las actividades para realizar cuando uno se encuentra en Stavanger es acercarse hasta la población donde comienza la subida al Preikestolen (de Stavanger es coger un ferry y luego un autobús). Al parecer da igual la época del año pues la subida al Preikestolen está llena de turistas decididos a llegar a esta impresionante roca plana como una plancha que llaman “El Pulpito” por semejarse a uno. La subida no es difícil sino intensa, es decir, no es hacer el esfuerzo de subir al Waynapichu y ya, sino que es una subida larga cambiando de tipo de camino.

Por lo que uno empieza con escaleras de piedra, luego se encuentra con zonas “planas” con una serie de grandes agujeros en rocas grandes, luego vuelve la subida pero en camino de piedra y tierra con arboles alrededor, luego una subida de piedras grandes (buscar el sitio por donde conseguir poner el pie para subir entre tanta gente) y otra explanada con preciosas vistas pues hay rocas planas y sin árboles alrededor (ya se ve el fiordo y el mar), luego de nuevo subida, otra vez rocas, a elegir cuál es el camino mejor entre roca gran y mega grande, tras la subida una bajada (lo peor para mi opinión porque hay que tener ojo donde colocas los pies), y luego pasar un camino de madera que atraviesa una laguna rodeada de piedra montañosa, y luego de nuevo otra subida de rocas grandes, y luego otra vez una bajada, y luego subida y llanos con lagos donde la gente se para a comer o descansar disfrutando del paisaje y las lagunas. Y sigue un camino recto hasta llegar a una pequeña subida con un camino estrecho y protegido con unas cadenas para los turistas incautos. Y básicamente el camino es así, subir, bajar, andar. Es decir, nada que ver con el Waynapichu que es todo subida montaña y luego bajada.


Si a uno le gusta andar y disfrutar del paisaje cambiante de la naturaleza, esta subida es recomendable, y sino también es recomendable solo por las vistas del final. Y es que cuando llegas al Preikestolen lo fascinante no es la piedra sino las impresionantes vistas y la caída vertical que se tiene desde la roca. El fiordo se ve inmenso, y uno se siente pequeño cuando ve a lo lejos los barcos cruzar el fiordo o las cascadas de los valles. La impresión que da el lugar visto desde de arriba es algo parecido a lo que sería sobrevolarlo desde el aire. Con esas increíbles vistas del fiordo uno se siente muy pequeño en comparación, y no es lo mismo que verlas desde el barco.



martes, noviembre 22, 2016

Subida al templo de Cobá - México

Una de las cosas que nos gusta a hacer a los turistas (y a los que no se llaman a si mismos turistas) es subir a los sitios, en este caso a los templos mayas. Ya en Chichen Itza cuando fui estaba prohibida la subida, algo normal y lógico teniendo en cuenta las auténticas barbaridades que hace la gente, a la que subir esas piedras altas y desgastadas les parece un juego de niños. Pero hay otras ruinas mayas en las que todavía hay libertad para subir, como por ejemplo el templo de Cobá.


Tras atravesar la selva que rodea los diversos monumentos mayas se llega a una explanada donde te encuentras con el templo de Cobá, una montaña de piedra por las que ves subir a la gente, mucha como si se arrastrara por el suelo. Las escaleras del templo están divididas por una cuerda que separa el lado para la subida del lado para la bajada, para así evitar accidentes. Es conveniente, sobre todo a la bajada dada la separación entre piedra y piedra, que se eviten las piedras más usadas, y por tanto más erosionadas, porque esa piedra pulida por el uso resbala y puede provocar más de un accidente. La subida no cuesta demasiado pero vale la pena la vista que se obtiene desde lo alto.


Sin duda alguna es una actividad recomendable solo por la impresionante vista que se puede obtener. Cuando uno llega arriba del todo y encuentra un hueco entre tanto turista y mira hacia el frente se encuentra con un inmenso mar de árboles que lo cubren todo. Y es que cuando parecía que la selva había desaparecido, desde lo alto del templo de Cobá uno puede ver la inmensidad que todavía queda, ese mar verde, y sobre el verdor oscuro solo se vislumbra el sol reluciente. 


Curiosamente todo parece estar a la misma altura, los árboles parecen alineados por lo que a veces ver la punta de otros templos es algo complicado (y si se tiene el sol de frente aún más). Es una vista para quedarse sentado y darse cuenta de lo pequeño que es uno dentro de toda la naturaleza que nos rodea.


viernes, octubre 28, 2016

Subir al Waynapichu - Peru

Sin duda alguna subir a algunos sitios se puede llegar a considerar una actividad, y más si además te hacen firmar un montón de documentos eximiendo de toda responsabilidad ante cualquier accidente o fallecimiento. Esto es lo que tuvimos que pasar cuando contratamos un tour por Cuzco y alrededores y decidimos subir al WaynaPichu.


Antes de hacer la subida me había leído varios blog al respecto y más o menos todos decían que era una hora de subida y otra de bajada, y que hay dos turnos. Nosotras cogimos el primer turno y nos lo tomamos con calma, no hacía falta correr porque teníamos tiempo, y con nuestra forma física hay que ir a su propio ritmo, despacio pero sin pausa, porque si vas muy deprisa al principio y no estás acostumbrado al final puede que no llegues. La subida principalmente estaba llena de piedras en forma de escaleras y mucha gente subiendo.


La subida se hace por un lado y la bajada por otro así que las vistas que se tienen son diferentes. Cuanto más te acercas a la cima es cuando más edificaciones aparecen (junto con sus pequeñas escaleritas) pero al final el llegar arriba tiene su recompensa, en una pequeña explanada donde descansar hay unas vistas increíbles de la ciudadela de MachuPichu y del camino inca. Sin duda es algo impresionante y el subir hasta arriba fue una de las mejores decisiones que hicimos. 


Pero aquí no había terminado la actividad, todavía quedaba subir a la cima, para llegar a ella hay que cruzar un túnel en la roca, oscuro y estrecho donde tuvimos que ir agachadas y con la mochila por delante porque no cabíamos, y finalmente encuentras luz y unas escaleras que te llevan a una cima llena de gente y un guarda controlando el pico.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...