Mostrando entradas con la etiqueta -Siracusa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta -Siracusa. Mostrar todas las entradas

sábado, abril 13, 2013

Siracusa - Italia

Siracusa 

Tras Taormina nos marchamos a Siracusa, para ello el autobús fue otra vez hasta Catania y de ahí a Siracusa, este trayecto lo hizo varias veces y nos comentó el guía que porque la carretera de la costa era muy mala. Llegamos de noche y tras la cena nos acercamos la ciudad vieja en la antigua isla de Ortigia. Se construyó un puente que la une al resto de la isla así que ya no es más una isla, la Siracusa moderna está a un lado del puente, al otro lado comienza Ortigia: la Siracusa antigua. Ada más pasar el puente, que tiene mucho más encanto de noche que de día se llega al templo de Jupiter, o más bien a sus ruinas. Como es semana santa hay mucho movimiento, todas las iglesias están abiertas (lo estarán todo la noche) y familias enteras con niñas van y vienen entrando y saliendo de las iglesias, formando grupos, hablando, y todos los curas que vemos, incluso los jóvenes, llevan sotanas. Siracusa de noche tiene un cierto encanto que pierde al verla de día, las casas antiguas con sus balcones barrocos están iluminadas de forma tenue, dándole un toque romántico al callejear, y la catedral resalta sobre el resto. Dentro de la catedral, entre el paseo de feligreses y rezos y la tenue luz de las lámparas, esta adquiere un aspecto evocador, un paseo al pasado; con esas columnas griegas, esas lámparas de estilo árabe, y las pinturas barrocas. Toda una extraña mezcla que no desentona sino que al contrario, hace a la catedral muy hermosa. Caminamos hacia el mar y regresamos al hotel después de entrar en unas cuantas iglesias más. Al día siguiente Siracusa de día no tiene el mismo encanto que por la noche, hay una fuente, la de Aretusa, que se ve mucho mejor de día que con la tenue luz de las farolas por la noche, pero el templo de Júpiter parece más pobre de lo que se veía de noche, y la casas resultan descuidadas. La fuente de Aretusa es un manantial de agua dulce que surge del suelo a escasos metros del agua del mar. La existencia de este curioso lugar, tan valioso para la ciudad, se explica mediante el mito de Aretusa, hija de Artemisa. Alfeo persiguió a Aretusa anonadado por su belleza, así que Artemisa convirtió a su hija en corriente de agua para que pudiera escapar, pero Zeus convirtió a Alfeo en un río y, así, las aguas de ambos se mezclan al llegar al mar. Antes de llegar a esta fuente de agua dulce podemos ver la catedral, por fuera se ve más grande dado que de noche solo la portada estaba iluminada. Se ve como una mezcla de mezquita, templo griego y catedral barroca, todo debido a que fue todas las cosas cada una en la época en la que cada civilización gobernó la ciudad. Por dentro la catedral sigue siendo muy bonita en sus contrastes de civilizaciones, pero pierde ese brillo misterioso que tenía por la noche. Antes de visitar la ciudad de Siracusa, donde paramos a comer, visitamos el recinto arqueológico, y con el madrugón somos los primeros en entrar. El parque arqueológico de Neapolis está situado en la parte alta de Siracusa, y se compone de tres partes: el teatro griego, el anfiteatro romano y la latomía, la entrada costó 9 euros. El teatro griego se conserva tal cual, sin modificaciones romanas, en el escenario están trabajando unos obreros dado que el teatro se usa para un festival de teatro griego. Tras los árboles que hacen de pared del escenario se podría ver el mar Mediterráneo, los griegos construían sus teatros como miradores a un paisaje, como en Taormina y la vista del Etna. Tras el teatro nos acercamos a la oreja de Dionisio, la cantera donde se extrajeron las rocas para las construcciones de la época del tirano Dionisio, y cuyo nombre del lugar fue dado por Caravaggio que consideró que la cueva tenia forma de oreja y que además, todo el que hablaba mal de Dionisio acababa en las canteras, por eso convenía el nombre por sus dos significados. Además el eco que formaba la cueva fue usado en algunas obras de teatro. Luego vimos el latomía y el anfiteatro romano, nada que resaltar.
Visita: Marzo 2013

Mis imagenes: Pendientes

Información para viajar:Pendiente

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...