Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como -Rio Yangtse

Presa de las 3 Gargantas y Rio Yangtse - China

Imagen
Presa de las 3 Gargantas y Rio Yangtse

La tercera garganta, Xiling, la recorrimos de noche. Justo antes de llegar al final se encuentra la Presa de las Tres Gargantas, donde un sistema de esclusas permite cruzar al otro lado. Por megafonía nos avisaron de que íbamos a entrar en la Presa. Así que algunos subimos a la cubierta para vivir y ver el momento en el que nos metíamos en una de las esclusas. Lo cierto es que el tiempo pasó despacio. Entramos, y nos pegamos a un crucero más pequeñito, estábamos a dos dedos del otro barco y a dos dedos de la pared, parecíamos metidos con calzador, pero detrás nuestro llegaron dos cargueros de carbón, que se pegaron uno a la pared y el otro al otro carguero para así dejar pasar a otro pequeño crucero, y vimos como poco a poco se metieron como en un puzle los tres barcos. Una vez completos y sin un hueco libre se cerraron las compuertas y vimos como con rapidez el agua iba bajando. En las fotos se podía apreciar como de alto estaba antes de la baja…

Crucero por el Yangtse - China

Imagen
Crucero por el Yangtse

Por la noche nos dejaron sobre la cama el programa del día siguiente. Para los madrugadores había desayuno a las 5.30, y luego tai-chi, por la tarde, a las 16 horas te y pastas, que a mí no me va el te pero si no caía una siesta las pastas gratis serian bienvenidas y por supuesto la tarde de crucero se amenizaba con exhibiciones de perlas, pinturas, y demás tiendas abiertas a bordo del barco. Bueno, como por la tarde no había ninguna otra parada pase el tiempo en la terraza de popa viendo el paisaje, que no era de lo más bonito pero que en cuanto entráramos en las gargantas yo misma vería como cambiaba. Luego un cóctel con el capitán (mas comida gratis, no pare de comer durante el crucero) y un espectáculo con el servicio del barco como artista. Durante el cóctel conocimos al capitán y oficial del barco y ahí comenzó la música, donde empezaron a sacar a bailar, ni los españolé sin los australianos salimos pero los alemanes si, y el momento cumbre fue cuando pusi…