Mostrando entradas con la etiqueta -Montreal. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta -Montreal. Mostrar todas las entradas

domingo, diciembre 08, 2013

Montreal - Canada

Montreal

Partimos de Quebec dirección Montreal, como la distancia es más cercana esta vez primero haremos a visita panorámica y luego nos iremos a comer. Aquí el estado lleva el control de la venta de bebidas así que es muy habitual no encontrar bebidas alcohólicas en todos los sitios y que si las hay están sean muy caras, donde comimos dejaban que los clientes llevaran su propia bebida porque ellos tienen que pagar más por la bebida que si el cliente va a la tienda del gobierno y compra su bebida ahí y la lleva al restaurante. Pero como iba diciendo primero comenzamos la visita panorámica viendo el skyline de la ciudad, paramos en un parque al otro lado del río desde donde se veían dos puentes, la basílica de la ciudad, las casas y la montaña que está al fondo de la ciudad y la cruz que hay sobre ella, esa cruz la puso ahí el fundador de la ciudad y se veía perfectamente recortando el horizonte. Tras la vista global de la ciudad pasmaos por el biodome y el parque olímpico, el biodome se creó para la Expo internacional y se quedó como zoológico-parque botánico. Es muy curioso visto desde lejos porque parece una ciudad dentro de una burbuja. Tras esto marchamos al circuito de Montreal, y es que el circuito lo dejan abierto para que la gente vaya ahí a correr, montar en bicicleta, patines, y también pueden ir coches pero a muy poca velocidad. Aquí hicimos otra parada fotográfica para poder disfrutar de la pole de salida y de pisar el circuito de Montreal, esto ninguno nos lo esperábamos (no estaba en el planing) y creo que fue una de las cosas que más nos gustaron junto con la basílica. Tras recorrernos todo el circuito marchamos hacia el monte donde vimos la cruz y desde donde está la vista desde lo alto de la ciudad, y tras parada japonesa para hacer fotografias volvimos a la ciudad y empezó a caer agua nieve, que ilusión, veíamos caer la nieve en Canadá. Pasamos por el centro histórico de la ciudad, las casitas de estilo francés e inglés, el parlamento, la estatua Nelson con un solo brazo, el mercado antiguo, la basílica, chinatown y la catedral que es una réplica más pequeña de la de San Pablo del Vaticano. Y aquí acabó al visita panorámica, rápida y muy breve, como la de Ottawa pero como llegamos antes teníamos tiempo de luz solar para verla a pie. Nuestro hotel estaba cerquita de chinatown así que el primer lugar que visitamos tras parar en el hotel a ponernos un par de jersey más (aquí es cuando por fin hice uso de mis jerséis de “lana” y lleve cinco capas. Cada día que pasaba hacía más frío, y eso que Montreal estaba más bajo que Quebec, pero no era cuestión de localización sino que se acercaba una borrasca, y así fue dado que el último día cuando nos marchábamos de Montreal estábamos en el aeropuerto (el vuelo se retrasó) y veíamos caer la nieve sin parar acompañada con un viento muy fuerte. Ya les llegaba el inverno. Pero continuando con nuestra visita, pasamos chinatown y nos dirigimos hacia la basílica, tiene una plaza muy mona rodeada de interesantes edificios, aprovechando el paseo por la plaza entramos en la tienda de la basílica a comprar las entras del espectáculo nocturno. Para ver la basílica puedes pagar 5 dólares y verla o puedes pagar 10 dólares y te ves el espectáculo y luego la basílica. Como el guía nos recomendó el espectáculo decidimos ir a verlo, fuimos por libre pero al final en la puerta de la basílica a las 6.30 de la tarde coincidimos todo el grupo y nos sentamos todos juntos a ver el espectáculo. Pero nuevamente me adelanto, tras comprar las entradas marchamos hacia el ayuntamiento, el viejo puerto, y la columna de Nelson, que no eh investigado pero curiosamente tiene un cocodrilo en la base de su columna, supongo que algo significará ese cocodrilo. Tras ver cada detalle del casco histórico entramos al mercado antiguo que ahora está lleno de tiendas de ropa y tiendas de souvenirs. Y aquí descubrimos que era un souvenir que veníamos viendo en Quebec y aquí en Montreal pero no en los otros sitios y es que es una réplica de una figura que hacían los esquimales de Canadá. Es curioso pero en Quebec y en Montreal pudimos encontrar muchas tiendas con, aparte de la típica hoja de arce y el jarabe de arce, la figura de los esquimales de ahí y tótems y demás artículos de los indios americanos. Cuando salimos del mercado era ya de noche y visitamos todo el casco histórico pero de noche con su iluminación nocturna. (El casco histórico es pequeñito y está todo muy cerca). Así llegamos a la basílica (que no la catedral) y entramos antes de la hora (en cuanto nos dejaron) porque el frío ya se hacía notar cada vez más. Dentro de la basílica se está calentito, para el espectáculo te dan unos auriculares para escuchar todo, los tienen en inglés, francés, español y japonés. Sí, es curioso pero aquí aprecian más el español que en otros lugares donde parece que el turista español no existe. Para el espectáculo la iglesia está toda cubierta pero las pantallas blancas donde se reproduce la historia de la iglesia desde su idea en Francia hasta su último arreglo (las vidrieras pro el centenario) se van quitando a medida que pasa el espectáculo de forma que al finalizar la iglesia queda libre de pantallas blancas y se puede ver por entera sin obstáculos, y realmente es preciosa llena de detalles de madera y coloridos del suelo al techo, verdes, rojos techos azules estrellados de dorado, y el altar es impresionante, lo que más me impacto fue durante el espectáculo, muestran la imagen de cómo era antiguamente el altar y de repente cuando cuentan la historia de las quejas de los feligreses y como lo tuvieron que cambiar se alza el telón blanco que hacía de pantalla y te quedas impactado por el increíble altar que se muestra. Además, en el espectáculo van iluminando los lugares y sus detalles y si vas y no hay luz solar es muy difícil ver esos detalles. Tras el espectáculo, que recomiendo encarecidamente a quien vaya Montreal, nos marchamos hacia el hotel. Al día siguiente podíamos optar por pasarlo en Montreal e ir a ver la catedral y el biodome con el parque olímpico, o bien tomar una excursión a Mont Temblant, conociéndonos decidimos optar por Mont Temblant, aunque teníamos que apurar el tiempo dado que a las cuatro de la tarde teníamos que salir hacia el aeropuerto para volver a España.
Visita: Noviembre 2013

Mis imágenes: Canadá Este en Noviembre de 2013

Información para viajar: Pendiente

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...