Mostrando entradas con la etiqueta 'SUECIA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 'SUECIA. Mostrar todas las entradas

domingo, octubre 02, 2016

Estocolmo - Suecia

Estocolmo

Estocolmo fue una ciudad que nos encantó, nos gustó muchísimo a las tres, nada que ver con Oslo. Así que aprovechamos y tuvimos un día y medio y dos noches en esta ciudad que se compone todo de islas. Llegamos de noche pero como teníamos dos noches esta vez fuimos a descansar porque al día siguiente íbamos a no parar (nos conocemos y sabemos que solo parábamos a comer, y pretendíamos hacernos un bocadillo para comer, así que no habría sobremesa). Tuvimos la suerte de que los dos días fueron completamente soleados de un cielo azul brillante, por lo que pasear por la ciudad era la opción que tomamos en cuenta. Nuestro hotel estaba relativamente cerca del centro, una media hora andando por la calle peatonal de compras, pero por la mañana del primer día teníamos un tour con un guía local. Cuando pasamos por delante del parlamento camino de la isla donde está Glam Stam vimos a la guardia a caballo, nos comentó el guía que al día siguiente había un desfile pero que no sabía el motivo (ni horarios ni nada). Nuestra primera visita fue un paseo a pie por Glam Stam, como hay tanta callejuelas el guía nos aconsejo volver y perdernos un poco caminando (cosa que hicimos), el nos enseño un par de rincones, las casitas con las lámparas en las ventanas, la escultura de san Jorge matando al dragón y liberando a la princesa (la copia de bronce la original está dentro de la catedral), es curioso porque he visto muchos san jorges pero nunca a la princesa representada. Tras dejar Glam Stam salimos en dirección a la isla que contiene el museo Vasa, este museo contiene el galeón hundido Vasa (estaba mal construido y apenas lo inauguraron se hundió), el barco es impresionante, y el museo en nuestra opinión es muy recomendable (nosotras nos hubiéramos pegado horas ahí). Nada más entrar te inunda el fuerte olor a madera, y te encuentras con un gigantesco barco de madera de varios pisos de alto. Como a los nórdicos les gusta poner tan poca iluminación, si no fuera por las hordas de gente que llenan en museo una fácilmente podría pensar que está en una película de piratas. Las naves vikingas fueron espectaculares pero este galeón era impresionante. El museo consta de varias plantas para poder ver los detalles del barco desde diferentes niveles, también hay varios objetos sobre el barco y como se consiguió recuperar en tan buen estado de dentro del mar y, aunque antiguamente se podía entrar dentro en los años setenta cerraron el acceso porque estaba estropeando la conservación de la nave (algo lógico). Aún así, solo verlo pro fuera ya merece la pena. Cuando fuimos estaban haciéndole unos agujeros con taladro y no sabíamos por qué, el guía nos explicó después que al reconstruir algunas de las piezas recuperadas se pudieron clavos que se oxidan, para no estropear la madera estaba probando a quitarlso y poner unos nuevos de acero inoxidable (igual a lo que vi cuando estuve en Grecia y que se hizo con el panteón de Atenas, siglos en pie y al reconstruirlo se lo cargan poniendo varas que se oxidaron con el tiempo y hay tenido que reemplazar). Si se tiene tiempo una visita a este museo es imprescindible. Tras la visita al museo abandonamos la isla y cambiamos de isla para visitar el interior del ayuntamiento donde se entregan los premios Nobel (menos el de la paz que es en Oslo). El interior de ayuntamiento es espectacular, es un ayuntamiento nuevo pero cada sala ha sido creada usando estilos antiguos que te dejan impresionado. Al principio te encuentras con un patio al estilo de los palacios venecianos pero a medida que vas avanzando de salas e encuentras con diversos estilos, ventanales al exterior para disfrutar de las vistas, murales al otro lado para que no deje de haber vistas, y techos decorados que parecen madera pintada aunque no todos lo son. La sala de plenos tiene un precioso techo de madera con estilo de barco antiguo puesto boca abajo, y pinturas relacionadas con el mar, otra sala tiene un estilo más tirando a Gaudi, y luego está la sala dorada, la más impresionante, que es de estilo bizantino, con sus paredes doradas llenas de imagines simbólicas de la historia de Suecia, y al fondo la dama del lago. Tras visitar el interior disfrutamos de su exterior, donde es gratis entrar y disfrutar de sus jardines junto al mar, y tanto dentro como fuera del ayuntamiento mirar hacia la explanada que da el mar ofrece una sensación de estar en Venecia. Tras visitar el ayuntamiento volvimos a la isla de glam Stam para callejear y tomarnos un helado porque para ser septiembre hacía calor, y decidimos entrar al Palacio Real. Lo bueno de la visita al Palacio Real es que te separan las zonas para visitar de forma que la entrada te sirve una semana entera. Por lo que aunque solo quedaba una hora para el cierre lo compramos porque aunque solo viéramos una zona al día siguiente podíamos ver las otras, o las que nos diera el tiempo. Es cierto que, como os dijo el guía local, hay palacios más impresionantes por Europa o Rusia, las habitaciones reales (que es lo que vimos por la tarde) no tienen nada desdeñable, el único defecto es que le ponen poca luz. Tras visitar los apartamento reales nos dirigimos hacia la isla donde se encuentra el el Ascensor-mirador Katarina, que es una estructura metálica al aire libre que fue construida en 1881 para unir la zona de esclusas con la zona alta del barrio de Södermaln. Aunque había obras y tuvimos que subir escaleras y más escaleras. Por la noche paseamos por el centro de la ciudad y como estaba poco iluminado nos quedamos viendo como pescaban, tanto con caña de pescar como en barcas con redes. Frente al parlamento hay unos carteles de los peces que hay en la zona y se pueden pescar. Al día siguiente siguió el buen tiempo, cielo azul y sol, por la mañana nos dirigimos a coge el primer barco turístico que sale a las 10.30 y de duración 50 minutos, hay varios tours pero el guía nos recomendó este, hay audio guía en español y como hacia tan buen tiempo se podía ir por el exterior, de esta forma pudimos recorrer las distintas islas de Estocolmo a través de los canales. Se nos pasó volando el tiempo y decidimos ir a ver las salas que nos quedaban del palacio real, camino a la entrada de una de las zonas escuchamos música así que nos acercamos y ahí estaba la guardia real sueca tocando. El guía local el día anterior había comentado que la banda toca todo tipo de música y lo demostró al empezar a tocar “Dancing Queen” de ABBA. Cerca de las doce decidimos acercarnos a la puerta del Palacio para ver si había cambio de guardia y lo veíamos, y si empezamos a ver mucha guardia distinta, revisión de uniformes, luego llegó la banda de música y de repente vemos que un guardia salud ay decimos, ahora igual hay cambio de guardia, pero no, en realidad saludaba porque del palacio salían los reyes de Suecia, seguidos de sus hijos y de más gente desconocida para mí (como que hasta los reyes eran desconocidos para mí, pero no para mis amigas). Tras el desfile y al dispersarse la banda y los soldados nos acercamos la sala del tesoro real del Palacio, es una sala pequeñita y como teníamos tiempo podíamos terminar de ver el Palacio, pero dado que teníamos que salir a las dos y cuarto del hotel camino al aeropuerto decidimos parar a comernos el bocadillo sentadas en la zona de la puerta principal del Palacio Real que tiene unos bancos de piedra a la sombra y los baños al lado. Y mientras le damos el primer mordisco al bocadillo aparece de nuevo los reyes de Suecia y sus hijos, otra vez una serie de personas para entrar al palacio real (y nosotras con el bocadillo en una mano y la cámara en la otra). Tras el desfile terminamos de comer y cuando íbamos a irnos a ver otra zona aparece la guardia a caballo, por lo que otra vez nos quedamos ahí fotografiando a la guardia a caballo hasta que miro la hora y tenemos que irnos ya o no llegamos al hotel para coger el equipaje, y justo un policía sueco me dice en perfecto español “¿vais a salir?" Y decimos "que sí, que tenemos que irnos", entonces dice, "pues rapidito todo recto porque esta todo acordonado para el desfile”, así corriendo salimos de ahí y mientras avanzamos hacia el hotel viendo como va saliendo la guardia y comienza el desfile que estaban practicando el día anterior. Como se puede ver una visita de lo más completa. Y aún nos quedaron cosas por ver.

Visita: Septiembre 2016

Mis imágenes: Album Suecia
Album de Suecia Facebook

Información para viajar: Pendiente

sábado, octubre 01, 2016

Souvenirs de Suecia

Zona: Suecia

Souvenir:
Los mismos que en Dinamarca y Finlandia:
- Figura de vikingo  - Figura de trolls - Figura de replica de barco vikingo
-Tazón de madera.  -Figuritas de renos en madera

Al final compré unas piedras con símbolos vikingos grabados, en un papelito viene la explicación de que piedra antigua se está recreando la descripción y lo que significa.
- Piedra labrada
Comprado en  Estocolmo

Imagenes de: - Piedra labrada

lunes, agosto 08, 2016

Transporte al Aeropuerto de Estocolmo

El tren rápido Arlanda Express une el aeropuerto con la Estación Central de Estocolmo.

La duración del trayecto es de 20 minutos con hasta 6 salidas por hora.

El precio es de 280 SEK (unos 30 euros) para los adultos mayores de 26 años por trayecto.
Por 530 SEK (unos 56 €) se hace el mismo trayecto ida y vuelta.

Se puede comprar el billete hasta con tres días de antelación.

Las oficinas de venta y las máquinas de venta de color amarillo se encuentran en el aeropuerto y en la Estación de tren de Estocolmo.

Se puede pagar con tarjeta de crédito. Si compras el billete en el tren, te cobrarán recargo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...