Mostrando entradas con la etiqueta 'LITUANIA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 'LITUANIA. Mostrar todas las entradas

domingo, septiembre 27, 2015

Castillo de Trakai

El Castillo de Trakai es un lugar que no hay que perderse si se visita Lituania. Se encuentra en una  pequeña isla del lago Galvė. Nada más llegar te encuentras con un muelle de madera, unas lindas barquitas y pequeños yates, y el puente levadizo que conecta la isla con la costa. Además de, por supuesto, el castillo que desde el otro lado de la isla y en un día soleado resuelta de postas. 

En el interior hay un amplio patio (con un agarrote con el que los turistas pueden jugar) y varios edificios que se pueden visitar. Hay un buen número de salas interesantes donde podremos repasar la cronología del castillo, de la región y del país a través de vestimentas, muebles, monedas, mapas y otros objetos. Pero lo mejor es la torre del Gran Duque, con un patio interior rodeado por escaleras de madera que dan acceso al resto de salas. El patio con esas escaleras es como viajar a otra época.

Detalle del castillo desde la costa


Cómo llegar: 
Bus. Desde Vilnius Bus Station se toman los buses 28 y 29 (intercity, vía Alytus) en los andenes 6, 7 y 8. Salen cada 10/20 minutos. El trayecto dura unos 45 minutos y cuestan unos 2€. 
Tren. Desde Vilnius Railway Station hay unos 9 trenes directos a al día hacia Trakai. 
El trayecto dura casi 40 minutos y cuesta 1,68€. 


Horarios: 
Mayo – Septiembre: Lunes a Domingo de 10.00h a 19:00h 
Octubre: De Martes a Domingo de 10:00h a 18:00h.  
Noviembre – Febrero: De Martes a Domingo de 10:00h a 17:00h. 
Marzo – abril: De Martes a Domingo  de 10:00h a 18:00h. 


Precios: 
Adulto: 18 Lt
Derecho a foto: 4 Lt por cámara 

Detalle del interior del castillo
El Castillo de Trakai empezó a construirse en el s. XIV por orden del monarca Kęstutis, quien estableció allí su principal residencia. Por entonces el Gran Ducado de Lituania era uno de los últimos territorios paganos de Europa y el castillo sufrió numerosos ataques por parte de los Caballeros Teutones.


sábado, enero 15, 2011

Souvenirs Lituania

Zona: Lituania

Souvenir:
Barco de ambar
Comprado en Vilnus.

Flauta de madera
comprado en la frontera entre Letonia y Lituania.

El ambar es típico en las Republicas Bálticas (Estonia, Letonia y Lituania).

Imagenes de:
- Barco de ambar
- Flauta de madera



domingo, noviembre 28, 2010

Colina de las cruces - Lituania

Colina de las Cruces

Cruzando las llanuras verdes de Lituania podemos llegar a ver una colina, como son extrañas están ondulaciones en el relieve es natural que sea resaltada pero el caso es que empezaron a poner cruces en las colinas, no saben porque, y ahora por visitarla, por la muerte, por el nacimiento, por la boda, todo el mundo pone cruces, hasta los turistas. Y ya no se ve la colina verdes sino que se ve la llanura verde y de repente una pequeña colina de cruces de madera. El lugar se conoce como la colina de las cruces, o la colina de las mil cruces, y subir la colina y pasear alrededor, mirar con detenimiento las cruces resulta, en silencio, hasta abrumador.

Visita: Septiembre 2010

Mis imagenes: Pendientes

Informacion para viajar: pendiente

Kaunas - Lituania

Kaunas

Cuando visite Kaunas llovía a mares, y el cielo grises y el tiempo frio no ánima a visitar la ciudad. El rio (hay tantos ríos y agua, y llanuras verdes en Lituania) tenía un paseo con el nombre escrito en la orilla, un pequeño casco histórico, con sus iglesias y casitas todas al rededor de una plaza, la universidad y sobre todo las torres de sus antigua fortaleza. La placita resultaba encantadora, las iglesias, bueno, iglesias, y también alguna que otra más destruida, los de vilnus hablaban mal de la ciudad, supongo que no son muy amigos, peo no está mal. Aunque tampoco hay mucho destacable, en medio día se tiene recorrido.

Visita: Septiembre 2010

Mis imagenes: Pendientes

Informacion para viajar: pendiente

Trakai - Lituania

Trakai

Esta ciudad tiene un encanto propio. Primero empiezas a vislumbrar el lago y su bosque, con barquitas paseando. Es un parque natural bien cuidado, y al otro lado del lago las casitas de madera pintada de colores, las casitas me recordaron a las de Rusia, solo que un poco mejor conservadas. Tenderetes, embarcaciones, todo al lado del muelle para disfrutar del lago, y en medio del lago la isla donde se encuentra el castillo de Trakai. El castillo fue restaurado por los alemanes, hay un museo pro dentro, pero lo más bonito es verlo por fuera, con su ladrillo naranja, sus torre, sus instrumentos de madera en medio del patio, sus barandillas y escaleras, y el paisaje, al estar en medio de una isla rodeado por el lago se distinguen tres colores predominantes: azul del algo y el cielo, verde de la tierra, rojo del castillo. Lo que crea una bonita postal y es que Trakai es una ciudad construida sobre el agua.

Visita: Septiembre 2010

Mis imagenes: Pendientes

Informacion para viajar: pendiente

Vilnus - Lituania

Vilnus

Después de comprar una nueva cámara de fotos (porque rompí las otras dos en mi caída del Mt. San Michael) al día siguiente de llegar a Madrid salí para Vilnus, con escala en Frankfurt. Salidos con retraso los dos vuelos así que cuando llegamos al pequeñísimo aeropuerto de Vilnius ya era de noche. Pro el camino hasta el centro vimos varios escenarios en los parques, al parecer ese día celebraban una festividad, no recuerdo cual, que coincidía con el día mas corto del año. Al llegar al hotel ya estaban recogiendo todo y no quedaba casi nadie, solo eran las nueve y media de la noche. Corrí hacia el centro, paseando por las calles solitarias, no había un alma, para llegar a la calle donde había todo restaurantes, casi todos ya cerrados. Conseguí cenar en una pizzería donde todavía no cerraban. A las diez y media de la noche la ciudad parecía deshabitada, ni un alma por las calles, ni un restaurante abierto, si bien era domingo resultaba extraño, el centro histórico no es muy grande, y lo que más resalta iluminado es la catedral, que parece un templo a un dios nórdico mas bien, y poco más. La catedral tiene el campanario enfrente, y un piedra pequeñita entre medio que es de esas que dicen que da buena suerte si giras sobre ella. Por el día la ciudad histórica es pequeñita y lo que más se ven son muchas iglesias, hay una por centro que tiene un barco vikingo colgado del techo y dos tambores turcos auténticos de la guerra contra los turcos en un lateral, iglesias ortodoxas, iglesias destruidas por dentro, y más iglesias (queda la torre de un castillo), el resto son alto y grandes edificios grises si el día se levan gris. Hay un mirador para ver la ciudad desde arriba, no es una gran vista pero hay un pequeño bar al lado con música de salsa. Hay algún rincón curioso, como pasear por la orilla del rio y ver el edificio pintado de arte… resulta como poco curioso.

Visita: Septiembre 2010

Mis imagenes: Pendientes

Informacion para viajar: pendiente

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...