Solo una muerte en Lisboa: Lisboa

"Solo una muerte en Lisboa" de Wilson Robert nos sirve para transportarnos a la capital de Portugal; Lisboa.

"A mi izquierda, hacia el este, se encontraban la desembocadura del Tajo y los ciclópeos pilares del puente colgante 25 de Abril, que levitaba sin apoyo en la espesa niebla. Ahora que el sol había subido el mar estaba más que azul como una plancha de hojalata plateada. "

Vista al fondo del puente colgante

"—¿Sabe por qué Lisboa es un sitio triste? —dije—. Jamás se ha recobrado de su historia. Aquí pasó algo espantoso que marcó para siempre el lugar. Todos esos callejones estrechos y sombreados, los jardines oscuros, los cipreses que rodean los cementerios, las calles empinadas de adoquines, la calçada blanca y negra de las plazas, las vistas al río lento y al océano por encima de los tejados rojos... Aún no se han desprendido del hecho de que un terremoto acabó con casi toda la población de la ciudad hace ya 250 años."

calle en Lisboa

tejados rojos vistos desde el barrio alto

"—La Igreja do Carmo. ¿Se le ocurre algún otro sitio del mundo en que hayan dejado el esqueleto de una catedral en pleno centro de la ciudad como monumento a todos los que murieron?"

resto de la catedral

"Paró en Belém para tomarse un café y un pastel de nata en la Antiga Confeitaria. Se comió tres y se fumó un cigarrillo. "
en el barrio de Belen

"La fachada amarilla y el descomunal arco de triunfo del Terreiro do Paço nos sorbió desde el río hacia la cuadrícula del valle de la Baixa, entre las colinas del fuerte de Sao Jorge y el Bairro Alto"

Puerta del triunfo

"—Usted me dijo que fuese a los jardines de Estrela y me limité a seguir caminando hasta la parte más alta del Bairro Alto, después bajé al Chiado y entré en la Baixa.
—Ah, el Bairro Alto —dijo Poser—. ¿Y vio usted el mercado de Praça da Figueira (aún no apesta demasiado en esta época del año), y ese agujero de ratas, la Mouraria, o la pestilente y ruinosa Alfama?
—Subí hasta el castillo de Sao Jorge y tomé un taxi de vuelta.
"

Castillo de San Jorge

Leer los rincones en este libro de detectives, entretenido, ha sido como recordar el paseo por Lisboa. No se deja muchos rincones, aunque aquí no los ponga todos.

(Todas las fotografías son de mi viaje)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Esqui de fondo en Inari - Finlandia

Subir al Waynapichu - Peru

Paseo en dromedario por Douz - Tunez