Paseo en dromedario por Douz - Tunez

Una de las actividades que se ofrecía en Tunes, al igual que en otros países del norte de África, era dar un paseo montado en dromedario. Sin duda los dromedarios de Túnez cuando estaban agachados parecían menos grandes y más fáciles de montar que cuando estaban de pie, dado que entonces parecían animales enormes.

Recuerdo que lo más difícil era no resbalarse y caerse del dromedario, una vez conseguido esta es una actividad que uno no se puede perder, dado que es una experiencia única el poder ir en unos de los transportes históricos más habituales de la zona. Además el lugar daba todo el contexto para imaginarse estar en cualquier otra época, con dunas y más dunas de desierto, pequeños oasis de palmeras y algún minarete a lo lejos.


Tal vez fuera por el paisaje, mucho más desértico que el que recorrí en Egipto, pero este paseo me gustó mucho más que otros. También he de decir que conté con muy buena compañía, y eso ayuda mucho a disfrutar del momento. Digamos que entre la compañía, el paisaje de tono árabe evocador, y la experiencia de no caerse del enorme animal mientras vas en caravana por entre las dunas del desierto, hacen de esta actividad una muy recomendable.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Jerusalen - Israel

Monte Tabor - Israel

Cazadores Oscuros: Nueva Orleans