lunes, junio 06, 2016

Tudela - España

Tudela


Dejamos el Bocal del canal para visitar Tudela. Como íbamos mal de tiempo la visita programa se acortó de forma que, aunque teníamos previsto ir a una de las colinas de Tudela donde se desarrolló la batalla y ver Tudela desde arriba, finalmente hicimos un pequeño recorrido por el casco histórico de Tudela y visitamos la catedral. Empezamos el recorrido deteniéndonos en el Palacio del marqués de San Adrián, que fue cuartel general de Castaños, con una placa que refleja la historia del lugar en la contienda napoleónica dado que fue ahí donde se reunieron Palafox, Castaños y otros generales para debatir la dirección del ejercicio en la guerra. De aquí nos vamos acercando a la catedral, pasamos una parte de la misma, con una techumbre de madera con detalles conservados para acercarnos a la calle de la Rosa, esta calle es muy estrecha pero permite ver un trozo del pórtico del juicio de la catedral. Tras cruzar la calle oscura y estrecha llegamos al frente de la catedral y del pórtico, que aunque ennegrecido permite ver sus figuras bastante bien. Por falta de tiempo entramos primero a la catedral para evitar que nos cierren. Lo primero que visitamos es el claustro de la catedral, un patio luminoso con columnas decoradas en cada capital con diferentes figuras que recrean diversos pasajes y personajes de diferente tipo y clase. Algunos están cubiertos por esteras para protegerlos mientras se restauran. Tras salir del claustro volvemos a la catedral, en el lateral más cercano hay una inmensa capilla con estilo barroco preciosamente decorada. Es muy curioso el contraste que tiene la catedral de Tudela, con los diversos estilos en sus capillas. De esta capilla barroca pasamos a otra capilla que iluminada nos muestra una tumba de un matrimonio noble que conserva el colorido original, de suelo a techo está todo cubierto de intensos colores verdes, rojos y dorados con los que uno pasaría horas mirando cada detalle de los cuadros o del sepulcro. En la siguiente capilla solo nos encontramos con una talla de madera de una virgen de estilo medieval y colorido, austero pero hermoso. De aquí llegamos a la nave central con un retablo precioso donde podemos ver las antiguas cadenas origen del escudo de Navarra. Al frente del retablo principal está el coro y el órgano, algo muy típico de todas las catedrales españolas, y al otro lado la capilla de san Martin, también de otro estilo. Junto al coro otra capilla donde hay tres figuras como una muñeca rusa en donde es habitual ver o la virgen o la virgen y el niño. Esta capilla, como la otra, es diferente al resto. Finalmente salimos de la catedral para ver el pórtico del juicio final. Aquí nos explican que en un lateral del pórtico está representado el cielo y en el otro el infierno, el cielo es más aburrido y común en sus figuras pero el lado del infierno es mucho más detallado y deferente, con diversos tipos de pecados y de castigos, y aunque no conserva el color si conservan los detalles para ver con claridad cada una de las escenas. Tras esto seguimos visitando el casco histórico y nos acercamos para ver por dentro y por fuera el palacio renacentista del Almirante. Por dentro es un museo pero conserva la techumbre y las escaleras de la época por lo que aunque es una visita rápida es interesante subir hasta arriba y bajar las plantas del palacio. Seguimos recorriendo Tudela hasta llegar a la Plaza de los fueros, donde paramos a tomar algo y tener un poco de tiempo libre antes de quedar en el kiosko central para volver todos juntos de camino al autobús.

Visita: Mayo 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...