miércoles, octubre 28, 2015

Puerto de Santa Maria - España

Puerto de Santa Maria

Tras dos días disfrutando de Cádiz toca ir en tren hasta el Puerto de Santa María. En realidad este día iba a ver dos sitios pero al final lo que hice fue visitar dos sitios que el domingo no pude ir a ver y que el lunes cerraban. Nada más salir de la estación del tren encuentro el primer lugar para visitar, un antiguo convento, el problema es que está cerrado fuera de la temporada estival, aún así se puede ver por fuera a través de los barrotes y así ver su pórtico y estructura. Tras salir de la estación éramos tres personas dando vuelta alrededor de la verja mirando el convento. Tras terminar de dar el rodeo me dirigí hacia el centro siguiendo la ruta histórica de 1812. Aunque por desgracia la mayoría de los lugares son casas apenas reconocibles y además, para fastidiar, estaban de obras y la calle principal estaba toda abierta y apenas había un pequeño paso para peatones. De camino entré en la primera farmacia abierta, como había sido festivo y fin de semana no había podido hacerme con un protector solar del cincuenta y antibiótico para la infección del picotazo de mosquito del Alcázar de Jerez (el protector solar fue porque son muy blanquita y con el sol del sur – aunque a ratos se nublara y lloviera- me puse muy roja y no quería seguir poniéndome más roja de lo que ya estaba. En el centro visite la oficina de turismo donde a lo que ya tenía apuntado añadieron un museo que casualmente, no me lo dijeron me lo encontré al ir, ese día cerraba. Cuando llegué a la plaza donde está la oficina de turismo, que está donde el catillo de San Marcos aproveche para recorrer el exterior del castillo, fue una decisión afortunada dado que habían comenzado a montar unos andamios y a mi regreso, más tarde, tapaban todo el frente del castillo. Tras salir de la oficina de turismo me dirigí hacia la plaza de la basílica. La basílica, que por cierto es basílica desde hace poco, tiene pinturas de Bayeu, un órgano español que difiere de los europeos por la forma de sus tubos, y donde en la visita te explican la combinación de arte debido a el terremoto de Lisboa y la caída del techo de la capilla central, y la leyenda por la cual la ciudad se llama El Puerto de Santa Maria. Tras disfrutar de su visita guiada donde solo estaba yo y una chica alemana me acerqué al castillo de San Marcos para hacer la visita guiada al interior. El castillo es propiedad privada de una bodega, por lo que para visitarlo hay dos opciones: reservar vía mail o bien visitarla los martes cuyas visitas son gratuitas. Hay visitas en tres turnos, la primera es en inglés y la hacer erasmus en práctica, esto lo sé porque para no seguir esperando me hice la visita del castillo en inglés. Lo más espectacular del castillo son sus torres y su estructura bien conservada, así como su primera sala, un patio de columnas y arcos árabes que era la sala de oración del castillo antes de su conquista cristina. Tras visitar el castillo me acerqué al mercado de abastos, pues al lado se encuentra la casa de los leones con un singular patio andaluz y que hoy día sirve de sala de exposiciones. Cuando estaba dentro e iba a salir el cartero se metió dentro y decía "la que va a caer", y efectivamente después de un día de sol de repente cayó un agua torrencial, como una ducha abierta, pero tras cinco minutos o así paró y pude salir con mi paraguas, que por cierto, se rompió y se quedó en Andalucía porque lo tuve que tirar. Tras la visita a la casa de los leones me dirigí a la estación pero volvió otra vez a caer una tromba de agua, lo que me retraso otro rato. Finalmente cogí el tren a Cádiz para ver los dos sitios que no vi el domingo y que el lunes cerraban.

Visita: Octubre 2015

Mis imágenes: Dentro del Álbum de España

Información para viajar: Pendiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...