miércoles, septiembre 16, 2015

Cementerio de Lafayette Nº 1 de Nueva Orleans

Nueva Orleans era meramente una aldea las sepulturas se construían en los márgenes del río Misisipí, pero cuando la ciudad empezó a crecer, se necesitaba más espacio para los cementerios. Sin embargo, esto presentaba un gran problema, ya que el terreno estaba tan saturado de agua y era tan blando que las tumbas se llenaban de agua y volvían a subir a la superficie, inundando de cadáveres y ataúdes la ciudad. A fin de resolver este problema, se construyeron sarcófagos sobre la superficie El ataúd se colocaba sobre la tierra, y a su alrededor se construían paredes de ladrillo a las que se les aplicaba estuco u hormigón y que luego se pintaban de blanco. Las entradas de las tumbas se cerraban con losas de mármol y muchas de ellas se circundaban con vallas de hierro forjado. Algunos mausoleos terminaban en techos redondeados como cúpulas, o los remataban con aleros diminutos, como pequeñísimas casas sin ventanas. No es difícil imaginar la razón de que a estos cementerios se los bautizara con el nombre de “Ciudades de los muertos”, ya que están alineados con caminos angostos y senderos, muchos de los cuales hasta tienen nombres de “calles”. 

Todo esto son los cementerios a los que yo estoy acostumbrada en España, dado que siempre he vivido en ciudad e incluso el pueblo de mis bisuabuelos es tan grande que el cementerio es también básicamente calles llenas de nichos. Pero esto no pasa en EE.UU. donde siguen la costumbre de enterrar los ataúdes en la tierra.
Cuando hice un tour de fantasmas por Nueva Orleans esto era lo primero que explicaban, y lo que más curioso me resultaba dado que para mi eso es un cementerio normal, lo que pasa que para el resto de estadounidenses que me acompañaban en el tour no lo es. Dicho lo cual, si uno es de España y no es fan de ninguna de las cosas que abajo comento, la visita a este cementerio puede resulta una decepción.

Detalle de una de las calles del cementerio Lafayette
Uno de los cementerios más populares para visitar en Nueva Orleans es el cementerio de Lafayatte nº1, que se encuentra entre Washington Avenue y Prytania Street, en el Garden district. Es posible que si se hace un tour por el barrio Jardin de Nueva Orleans (Garden district) se visite este cementerio.

El cementerio de Lafayette fue fundado en 1833 y era el cementerio central de la ciudad de Lafayette que luego pasó a formar parte de la ciudad de Nueva Orleans.

Algunas de las tumbas, pertenecientes a las familias ricas de la época, están construidas en mármol, adornadas con elaborados detalles que rivalizaban con la bella arquitectura del vecindario. Pero también hay multitud de tumbas sencillas, construidas en los típicos nichos de ladrillo y pared blanca con solo las fechas de la muerte.  Hay muchas calles para recorrer mirando los nichos, intentado leer de la época que son, descubriendo alguna tumba curiosa, hay muchas de niños que murieron durante la fiebre amarilla del siglo XIX que asoló la ciudad, otras de soldados que murieron durante la Guerra Civil estadounidense (con el nombre de la batalla donde murieron anotado), así como otras desconocidas. La zona en un día soleado continúa siendo en mucha calles algo oscura debido a los frondosos arboles que hay a lo largo del cementerio (el cementerio fue construido sobre la plantación Livaudais).

Si uno es fan de los libros de “Crónicas Vampíricas” de Anne Rice este es un lugar imprescindible para recorrer. Y si uno es miedoso, mejor recorrer sus interminables calles llenas de nichos, acompañado.

Entrada:
Abierta de lunes a sábado. Los sábados está abierto de 7:00 am a 12:00 pm


Detalle entrada al cementerio Lafayette

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...