jueves, noviembre 27, 2014

Konya - Turquia

Konya, Monasterio de los Derviches Danzantes

Nuestra siguiente parada es Konya, aunque de aquí solo vimos la universidad donde paramos a comer, y el Museo de Metlavna. Este es el lugar de mayor interés turístico de Konya. Lo primero que vimos al llegar fue una marea de musulmanes entrando en el recinto coronado por una enorme cúpula de color verde turquesa, y es que este es un lugar de peregrinación dado que el fundador del movimiento espiritual y de los derviches danzantes está enterrado aquí. También está aquí el monasterio donde comenzaron los derviches danzantes que no son unos bailarines de faldas blancas sino que es un tipo de danza creada para acercarse a Dios a través de la iluminación espiritual. En el museo hay varios objetos del monasterio y figurines que representan los usos y costumbres del monasterio en la época de Mevlana. Por otro lado está el mausoleo de Mevlana, para entrar hay que ponerse patucos para proteger el suelo y está prohibido hacer fotografías. Las tumbas y el lugar son impresionantes. Las tumbas femeninas están adornadas con flores y las masculinas con turbantes, el número y tamaño de los turbantes van en función de su estatus. Aquí hay largas filas para ver los objetos religiosos y se guarda un cofre cerrado donde dicen que está el pelo de la barba de Mahoma, es curioso ver cómo la gente se acerca a olfatear la urna. Pero supongo que también a otros les parece curioso ver como hay gente haciendo fila en el pilar para besar la columna donde apareció la virgen. Cada uno tiene sus creencias y costumbres. Tras el mausoleo pasamos a la mezquita, estos dos edificios son los más destacables de la visita, y es precisamente en los únicos lugares donde no permiten fotografías. Debido a la cantidad de gente que hay es necesario tener tiempo disponible para hacer una visita en condiciones del lugar. Y las mujeres tienen que recordar no llevar faldas por encima de las rodillas, llevar pañuelos para tapar el cabello, y aunque hay patucos, nunca vienen mal un par de calcetines por si hay que descalzarse. Hasta este momento no había visto unas tumbas tan impresionantes como las del mausoleo de Mevlana. Aunque la primera vez en Estambul ya me fijé en la decoración con turbantes o flores de las tumbas (pero no llegué a descubrir su significado) esas son tumbas normales, nada comparado con la grandiosidad creada en este lugar.

Visita: Octubre 2014

Mis imagenes: Pendientes

Información para viajar: Pendiente .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...