martes, diciembre 24, 2013

El troll engañado

Si algo puede encontrar uno por Dinamarca son trolls, aunque sean de mentira.

Un granjero, que tenía un pequeño montículo en sus campos, decidió que no iba a dejarlo sin cultivar, y empezó a trabajarlo con su arado. Entonces el Troll, que vivía en el montículo, salió y preguntó quién era tan desafiante como para arar en su techo. El granjero le dijo que él no sabía que aquello fuera su techo, y también le dijo que era una desventaja para ambos dejar la tierra sin cultivar; que él quería arar, sembrar y cultivar cada año, y que iba a dar al Troll un año lo que creciera del lado de arriba y se iba a quedar él lo de abajo, y al revés al año que siguiera. El Troll estuvo de acuerdo con esto, y el primer año el hombre cultivó zanahorias, y al otro, maíz, y dió al toll los tallos de las zanahorias y las raíces del maíz. Desde ese momento hubo un buen entendimiento entre ambos....aunque hay otra que dice que el granjero intento engañar al troll cultivando siempre algo que daba raiz bajo tierra.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...