Medina Azhara - España

Medina Azahara

Nos levantamos menos pronto que el día anterior pero aun así pronto para ser domingo para ir a coger el primer autobús que va a Madinat al-Zahra, o Medina Azahara, que es un conjunto arqueológico a unos 8 km de Córdoba. En la parada del autobús hubo gente que preguntaba si se cogían ahí los billetes, yo los cogí por internet (pagina de turismo de Córdoba) porque había descuento y así las dos nos salía por doce euros, pero creo que solo se pueden coger en la oficina de turismo o su página web. Cuando llegó el bus a la segunda parada (la nuestra) estaba casi lleno y con los que estábamos ahí (y teníamos el billete ya comprado) se llenó, así que el resto de gente se marcho a buscar la oficina de turismo. Solo hay dos horarios de autobús para ir a Medina Azahara así que mucho ojo de intentar ir a la parada sin billete porque es fácil que te quedes en tierra. El trayecto no dura mucho y cuando llegamos la guía de la oficina de turismo recoge a los que han pagado la visita y pregunta que si alguien quiere puede contratarla, aunque no recuerdo cuanto dijo que costaba la visita guiada. Del autobús es fácil ir al museo dado que no hay nada más alrededor, en el museo te dan la entrada para coger el bus que lleva a las ruinas de Mediana Azahara (ida y vuelta). Este bus lanzadera hay que pagarlo si vas por tu cuenta, pero si vas habiendo comprado el billete de autobús Córdoba-Medina Azahara se incluye en el precio, solo hay que enseñar el billete del autobús y te dan el del bus-lanzadera que te lleva al recinto arqueológico. Así que tomamos las entradas, cogimos el bus (que se llenó) y entramos al centro de interpretación. Este está en lo alto de las ruinas y tiene una vista magnifica de lo que es el reciento arqueológico, solo un 10% de la ciudad es lo que está excavado, así que es fácil imaginarse lo grande que sería en su época. Cuándo me regalaron el viaje a Córdoba estuve mirando la vista a Medina Azhara y pude ver que el salón de Abderramán II o salón rico estaba cerrado por restauración. Sé, por todo lo leído y las fotografías que en el centro había, que es lo más bonito que se conserva en Medina Azahara. Aun así también había leído que la visita merecía la pena aunque no se vea el salón rico, y tienen razón. Sobre todo hay que tener en cuenta que el acceso al reciento es gratuito, como mucho pagas el transporte lanzadera, excepto si vas en otro transporte (bicicleta por ejemplo). Primero disfrutamos de la vista del reciento desde lo alto, me reafirmo: impresionante, y luego comenzamos a bajar a la ciudad de Medina Azahara por lo que era la entrada trasera de la ciudad. Antes de llegar aquí es importante haberse provisto de varias botellas de agua, porque excepto un tenderete antes de entrar al recinto arqueológico, no hay ni una sola fuente ni lugar donde conseguir agua, y el sol abrasa bastante en el descampado de cualquier reciento arqueológico que se precie. Vimos los abrevaderos de los caballos que eran antiguas tumbas romanas, los baños de una casa, la piscina y los patios con sus arcos decorados, el Edificio Basilical Superior, la puerta de la Casa de Ya´far, hornos de ladrillo en los que cocinaban, las paredes pintadas de rojo, etc. y así fuimos detalle por detalle recorriendo las calles y casas de la ciudad hasta llegar donde el acceso al salón rico estaba corta por las obras de restauración. En todo caso no teníamos mucho más tiempo y subimos corriendo otra vez hacia el centro de interpretación para coger el bus-lanzadera. Llegamos al museo y nos metimos a ver la proyección (de unos 30 minutos), que vale mucho la pena porque puedes ver cómo eran lugares por los que has pasado y para lo que se usaban en su época de esplendor de la ciudad. Tras la proyección nos hubiera gustado ver el museo pero por el tiempo gastado en las ruinas no teníamos esa posibilidad. Así que cogimos el bus de regreso a Córdoba, nos acercamos a comer cerca del hotel y después de comer nos fuimos al hotel para coger la maletas, ir a la estación y coger el ave con destino a Zaragoza casi sin apenas parar para nada. Con todo ello queda pendiente una visita más completa a Medina Azahara (tal vez cuando abran el salón rico) y así aprovechar para ver de nuevo con detalle la mezquita de Córdoba, porque una hora no es suficiente para disfrutarla de verdad.
Visita: Junio 2013

Mis imagenes: Pendientes

Información para viajar:  Lugares Cordoba (sobre Medina Azahara al final de la entrada)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Subir al Waynapichu - Peru

Esqui de fondo en Inari - Finlandia

Paseo en dromedario por Douz - Tunez