domingo, mayo 29, 2011

Vigo - España

Vigo
Como todo el mundo sabe, y si no lo he comentado en varios ocasiones reincido en ello, no conduzco, lo que para moverse por España complica algo las cosas, así que para ver un sitio que tenía tan pendiente como Galicia, lugar del que todo el mundo me hablaba muy bien tomé un circuito, que como he comentado en otras ocasiones, a veces recomiendo ir por libre otras por circuito, las dos son opciones muy validas, cada una con sus respectivas ventajas. Después de 19 horas de viaje en autobús (a la ida, porque a la vuelta fueron menos) pude ver hasta el lugar donde nos alejábamos la ciudad de Orense. Desde lo alto de la carretera y con un cielo completamente despejado se veía perfectamente los edificios altos (me recordó a Lisboa desde la carretera), el río Miño y los puentes que lo cruzaban, uno de piedra que llegué a ver al parecer era resaltable si se visitaba al ciudad cosa que no hicimos. Nuestra primera visita fue al día siguiente, cuando visitamos Vigo. El paisaje de la ría y de Pontevedra empieza a despertarme en el bus, con el sol de frente brillando no puedo distinguirlo bien pero cruzando el puente que une las costas de la ría tuve una mejor vista de las bateas en la ría, de las casitas en las montañas, del azul verdoso de la ría, y una primera impresión del encanto de la ría. Llegando a Vigo la ciudad puede parecer un caos, con las casas sin orden alguno ni tamaño ni altura, pero no parece sorprendente si uno piensa en las ciudades españolas. Mi primera impresión de la ciudad es que le puerto lo domina todo, se ve por la parte inferior, por la parte alta, allá donde mires acabas viendo el puerto, desde lo alto del mirador se puede completar la vista del mismo con todo detalle, porque como ya comenté hacia un día soleado, y bajando se puede acercase y ver un pazo que es un museo, donde se puede entrar, no recuerdo el nombre pero tiene bastante historia tras de sí, de la historia me acuerdo más, son esas coas que la guía te cuenta y que te quedas con ellas porque se hacen más interesantes que nombres y datos sin más. En la parte baja un paseo por el puerto da una vista completa de la otra orilla de la ría, de las montañas, de las casitas, soy muy repetitiva, así seguramente vuelva a repetir posteriormente lo bonito que es el paisaje de colores verdes y azules que ofrecen las rías gallegas. Partiendo de las casas con arcos, donde al parecer llegaba el mar, antes de que se ganará ese terreno al mismo y se construyera el puerto uno puede perderse por sus callejuelas empinadas y recorrer el casco histórico, no excesivamente cuidados, la con catedral no es grandiosa, el mercado de la piedra un mercado más pero están las tiendas para entretenerse, varias cesterías vi por la ciudad y aproveche para pasar varias veces por el mismo lugar, no es demasiado grande para pasear, ni siquiera el paseo de la alameda, porque como decía, todo se lo lleva el puerto.

Visita: Mayo 2011

Mis imagenes: Pendientes

1 comentario:

  1. Galicia es preciosa, pero la belleza de nuestra tierra no está en las 7 ciudades que tenemos. Por supuesto que todas son bonitas, pero para disfrutar de Galicia hay que perderse por los pueblos y aldeas, por las playas, por los montes.....Espero tu siguiente post, que tengo curiosodad de por donde os llevaron :-)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...