Potsdam - Alemania

Postdam

Cerca de Berlín está Postdam, la ciudad de los antiguos emperadores alemanes y lugar donde se situó el káiser Hitler con su tercer reich. Todos mis compañeros de trabajo que estuvieron en Berlín me dijeron que no podía dejar de ir a Potsdam. Con un día en la ciudad es suficiente, la ciudad en sí no es muy grande pero los jardines y los palacios llevan su tiempo verlos. Llegar es muy sencillo, además tuve suerte dado que aunque según las guías pasa cada diez minutos en cuanto Salí llego la línea que me llevaba a postdam. Recordé validar el ticket del transporte para no tener problemas (aunque en todos mis viaje son vi a un solo revisor) y pase los otros 35 minutos mirando el paisaje hasta llegar a postdam. Una sugerencia era llegar por barco pero con mi alergia no era una opción agradable. En todo caso, el paseo en s-bahn me descubrió un montón de casitas de madera, pequeñas, como chabolas, con sus huertos, al parecer, según me entere días más tarde son casitas que se conservan de cuando la guerra, con su huerto que antes de usaba para alimentarse y ahora se usa para evadirse de la ciudad. Llegando a la estación y saliendo como siempre por el lado equivocado tuve que dar la vuelta para ver el canal. Así, cruzando el puente, el canal, el rio se puede ver la iglesia de san nikolas, para variar está todo lleno de obras, grúas y andamios. No hay ni un rincón sin obras, de seguro ahí no hay crisis en la construcción. Dando un gran rodeo debido a las obras conseguí ver la iglesia de san Nicolás y el obelisco de la plaza. E ahí todo recto llegue a la calle principal del pueblo, todo con casitas de ladrillo rojo, muy cuidadas, sin llegar a la puerta de torres medievales y piedra grises hay otra calle peatonal, es la más turística, se llena de gente a ciertas horas, y está adornada por casitas barrocas de colores, que te llevan a la puerta de Brandemburgo, la de postdam, no la de Berlín. De ahí girando a la izquierda llegamos a los jardines de los palacios de Potsdam, la entrada (no principal) está señalada con otro obelisco (y no estoy en Francia sino en Alemania, aunque pueda recordar a Francia tanto jardín, palacio y obelisco). Los jardines, que para mí son más bien bosques, con sus árboles canales y un largo camino entre palacio y palacio, son gratuitos, mientras que la entrada a los palacios sale bastante cara, hasta hacer fotos dentro hay que pagar, lo cierto es que yo hice fotos dentro pero al final todos los palacios resultan iguales, o menso espectaculares después de Versalles y san Petersburgo. Hay bastante fila para comprar las entradas para ver los palacios por dentro así que recomiendo ir pronto, yo llegue con media hora de adelante frente a la hora en que abrían y había ya cola para las entradas. Lo mejor es pasear por los jardines de palacio en palacio, es importante no dejarse ningún perdido entre los bosques de arboles, por fuera cada uno es de un estilo y color.

Visita: Abril 2011

Mis imágenes: 
Potsdam en imágenes
Y dentro del Álbum de Alemania

Información para viajar: 
Transporte a Postdam + Tours 
Lugares que visitar en Potsdam


Otras entradas relacionadas:
Potsdam palaciego

Souvenirs:
Regalos típicos de Alemania

Comentarios

  1. Anónimo6:15 p. m.

    Un sueño... las casitas esas a las que te refieres y todo Potsdam en general es un sueño. Un lugar al que quiero volver...
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Jerusalen - Israel

Subir al Waynapichu - Peru

Esqui de fondo en Inari - Finlandia