Pontevedra - España

Pontevedra

Cruzando la ría llegamos de Vigo a Pontevedra. Las guías nos dijeron que Vigo trabaja mientras Pontevedra pasea, Santiago reza y La Coruña festeja. Lo de Pontevedra puedo dar fe que si es cierto que su casco histórico es peatonal, hecho para andar, solo que de vez en cuando pasaba algún coche de la nada, lo que ya no hace tanta gracia y quita encanto. En todo caso, bajo el sol de la tarde, durante la hora de la siesta había una gran tranquilidad para pasear por las calles de Pontevedra, y ver los distintos edificios e iglesias, sus cruceiros y plazas, sus calles empedradas y cuestas, más que ciudad tenía un estilo de pueblo del interior de España, con ese encanto característico de estos lugares. El guía nos comentó varias veces que ahí se rodó los gozos y las sombras con un tono que invitaba a dormirse, y bajo el calor de las cuatro de la tarde de un soleado día de mayo, si no dormíamos al menos el momento invitaba a sentarse, la alameda de la ciudad tiene arboles que no da sombra, y una estatua de primo de rivera (que me resulto curioso el comentario del guía señalando la estatua dado que juraría que ahora le quitan el nombre de este personaje a todo, por lo menos en Zaragoza lo hicieron). El caso es que al final me senté en un bar a la sombra, ya que los arboles no protegían mucho del sol, y me sorprendí de lo barato que era tomar algo ahí, donde, además, te sacan algo de comer con el refresco, como hacen en Madrid pero no en Zaragoza.

Visita: Mayo 2011

Mis imagenes: Pendientes

Comentarios

Entradas populares de este blog

Subir al Waynapichu - Peru

Esqui de fondo en Inari - Finlandia

Paseo en dromedario por Douz - Tunez