Zaragoza - Expo 2008 - España

Zaragoza, Expo 2008

Visitar la zona Expo de Zaragoza durante la Expo era como visitar una ciudad nueva y diferente. La telecabina, el parque del agua, la zona de los pabellones de la Expo, la torre del Agua, el Anfiteatro, los puentes....Para ver la Expo tenía solo el pase de 3 días, y eso no era suficiente para todo lo que tenía de si la Expo. Afortunadamente no soy de conciertos ni espectáculos por lo que me dedique al aspecto general de la expo. Desde primera hora, una media hora antes de que abriera la Expo y hasta las 10-11 de la noche es el tiempo que pase durante esos 3 días en la Expo. Fue de esta forma que vi todos los pabellones, me gustaron algunas, otros resultaban interesantes con respecto al agua, otros bonitos, otros solo eran mercadillos, otros atraían la cultura del país otros defraudan tés pero bueno, había de todo y todo lo vimos. El acuario y la torre del agua no dejaron de verse. También vi los espectáculos habituales como El despertar de la serpiente, el iceberg y el hombre vertiente. Y coincidimos con las celebraciones de algunos países. Empecé en Junio pero a medida que avanzo el tiempo cada vez era más la gente que iba a la Expo. Por lo que fue buena idea empezar lo antes posible. El pabellón que más cómodo estuve y me gusto fue el de Aragón, esa sala amplia oscura llena de imagen y reflejos de ríos y donde descansar, para que mentir... La mayor cola: el pabellón de alemana, que no el de Japón por pura suerte, supongo. Música de la Expo: la del Iceberg... no solo por el espectáculo en si sino que todos los meses de camino del trabajo a casa oía la música desde el puente de Piedra, así que todos los días escuchándola deja un recuerdo perpetuo, al final gracias al ronpeolas hasta conseguí guardármela para escucharla de vez en cuando. Lugar que más impresiono: creo que podría decir que son dos. Uno la torre del agua, sobre todo por la escultura de la gota y como iba cambiando de perspectiva a mientras se subía a pie la torre. No esperaba que me gustara "La gota" pero me encantó, en cuanto a la torre como otras de Japón, nada nuevo bajo el sol. Y también el pabellón-puente, porque resultaba por dentro como otro mundo diferente al que es Zaragoza, formas y colores demasiados modernos, un aspecto más de Asia moderna que de esta Zaragoza que no cambia mucho.

Visita: Junio - Septiembre 2008

Comentarios

Entradas populares de este blog

Subir al Waynapichu - Peru

Esqui de fondo en Inari - Finlandia

Paseo en dromedario por Douz - Tunez